¿Morirme yo? No, gracias

Aprendizajes de vida de la mano de la muerte

Atreverse a leer el mensaje es el desafío. Nos dice que el tiempo es limitado y es necesario vivir intensamente el presente, cumplir nuestros sueños, expresar los afectos, cultivar todas nuestras dimensiones, sin desatender la espiritual, y aceptar las pequeñas pérdidas, desde relaciones que terminan hasta achaques de la edad, que son el anticipo de la gran pérdida. Compartir mi visión sobre diferentes temas relacionados con el final de la vida constituye uno de los modestos objetivos de este libro, que más allá de que pueda gustar o entretener, sorprender o contrariar, no pretende más que empujar a reflexionar, a cada uno individualmente, sobre cómo nos ocupamos (o desocupamos) de nosotros mismos y de nuestros seres queridos, en la salud y en la enfermedad, en el vivir y en el morir.

Se puede adquirir a través de los siguientes puntos de venta

OPINIONES

Un libro que toca con corazón y alma la experiencia de la pérdida, la enfermedad, el morir… Me ha encantado la profunda sensibilidad, respeto y humanidad que se desprende de cada frase y de cada palabra.

Calixto

El Dr. Trallero siempre nos hace reflexionar. En este libro, desde su experiencia y trayectoria profesional, nos hace entender la muerte como una parte muy importante de la vida. Un libro muy aconsejable para concienciarnos de que el final de vida no ha de ser un tabú.

Isabel 

Me ha alegrado y reconfortado ver plasmada por escrito una visión holística de la vida (con la muerte como eje, como un elemento más del ciclo vital totalmente normalizado y aceptado). Me ha fascinado leer al fin una crítica a la gestión de la pandemia, procedente de un colega médico. Ojalá cada vez más personas tuvieran una concepción de la vida como la que plantea el autor, seguramente el mundo sería un lugar mejor.

Gloria

Gracias por regalarnos tu experiencia en un libro lleno de reflexión, aprendizaje, sensibilidad y humanidad. Porque la vida de la mano de la muerte brilla con más intensidad.

Susana

Definitivamente este libro es una joya. Una reflexión imprescindible sobre la vida y la muerte. Ojalá llegue a muchas manos y dé pie a cambios de perspectiva.

Mar